Day

junio 1, 2018

La Rumanía que ven mis ojos

Cuando llegué a la puerta de embarque, noté una tranquilidad poco habitual. Vi más sonrisas y más calma de la que una acostumbra a percibir a pocos minutos de subir a un avión. Al menos yo, estoy más familiarizada con el follón, las impaciencias, las caras largas y las quejas. No obstante, no le quise…