Segundo destino del viaje… ¡Atenas!

La escuela de Atenas, de Rafael

¡Ya he decidido cuál será el segundo destino después de Oporto! De la ciudad elegida sé más de su historia que de su presente, de sus filósofos que de sus escritores actuales, de su sintaxis antigua que de su uso real. El mes de marzo me voy a… ¡Atenas!

Ya tenía ganas de ir planeando cuál sería la siguiente parada de mi viaje y he decidido decantarme por un país en el que nunca he estado y que supondrá un reto por su idioma. Conozco el alfabeto porque lo estudié en Bachillerato, pero nada más. Entiendo palabras como “δημοκρατία” pero no sé cómo se dice “champú”. No obstante, dicen que en Atenas tienen mejor nivel de inglés que aquí, así que espero que ese factor, junto con la simpatía por los españoles que se comenta que tienen, me ayude a que el día a día sea más llevadero.

En este viaje habrá tres diferencias fundamentales con el plan de Oporto:

Alojamiento

En Oporto me alojaré en una habitación de una casa de una familia con dos hijos y un perro, mientras que en Atenas viviré en una habitación en casa de una anfitriona sola. Cuando busqué alojamientos en Atenas, vi que por 450 euros al mes podía alquilar una casa entera en el centro, pero he preferido alojarme en una habitación en una localidad próxima a Atenas a cambio de convivir con una persona de la que destacan su hospitalidad y amabilidad.
Del piso entero los huéspedes comentaban que “no llegaron a conocer al anfitrión” y, cuando le pregunté a este si se podría poner algún tipo de mesa para poder trabajar con el portátil, me dijo que “nadie se había quejado de no tener mesa”, lo cual puso la puntilla para decantarme por la habitación a las afueras. Para mí, la prioridad en este viaje es el factor humano, no comercial.

Coworking

En Oporto iré al coworking local Porto i/o Downtown, mientras que en Atenas iré a trabajar al Impact Hub, que es una cadena que tiene coworkings por todo el mundo. Aunque en principio tenía pensado ir a The Cube, no han contestado a mis mensajes y en los foros he encontrado alguna que otra crítica que me ha hecho replanteármelo, así que iré a lo seguro, pues lo importante es trabajar a gusto desde el primer día. Aun a riesgo de que pueda resultar injusto en algunos casos, en este viaje me dejaré llevar mucho por las sensaciones que me transmitan.

Equipaje

En Oporto facturaré una maleta grande (+ mochila con portátil, cargador, teclado y Roost Stand), mientras que en Atenas solo llevaré una maleta de mano (+ mochila con portátil, cargador, teclado y Roost Stand) para obligarme a deshacerme de lo que no me haya hecho falta en el viaje anterior. Pasito a pasito, pero con el objetivo de reducir el equipaje (y los costes del vuelo) al mínimo.

Para terminar, tengo que admitir que me apetece mucho verme en un país que no conozco porque, en los últimos años, he viajado a sitios a menudo repetidos y echo de menos la sensación de descubrir algo completamente nuevo.

τα λέμε σύντομα!

7 Comments

  1. Maria Elena 15/12/2017 at 14:30

    Querida Merche:

    En primer lugar, desearte que se cumplan todos tus deseos y no solo en la realización de tus proyectos sino en el disfrute de los mismos. Leyendo tu nuevo blog y sus entradas, he vuelto a recordar mis primeros viajes, cuando con los 20 años (ahora tengo 36) cogí un vuelo de ida y vuelta para Australia y 300€ en los bolsillos, y me lancé a la aventura… Han seguido muchos viajes desde entonces, he visitado muchos países sola, luego con mi marido y ahora con mis dos hijos… pero, ¿sabes qué? Me pasaba muy a menudo de estar viajando y pensar ya en el destino siguiente, convirtiendo a los viajes en una vía de escape, la unidad de medida de mi valor, de mi autoestima, y mis experiencias un manera de adquirir prestigio ante los demás… Solo decirte, Merche, que no es necesario programar tanto los viajes, deja llevarte por los eventos y disfruta del sentido del viaje en sí, de todo lo que puedes aprender tanto dentro como fuera de ti. Sin afán de control, sin “entrenarte” a viajar de manera compulsiva y voraz sino viajando de verdad, con lentitud, dejándote el tiempo necesario para metabolizar la experiencia y tus sensaciones… ¡Qué todo te vaya muy bien, Merche! Sea donde sea…


    1. Merche García Lledó 18/01/2018 at 11:26

      Hola, María Elena:
      ¡Perdona que no te haya contestado antes! Lo leí y se me pasó.
      Entiendo a lo que te refieres. De hecho, escribí una entrada al principio (vamos, hace unas semanas, jaja) donde hablo del concepto de “slow travelling” por eso mismo. Sin embargo, esta aventura está muy “pensada” en el sentido de que no me muevo por ansias de abarcarlo todo ni huyo de nada. Sí lo he hecho en el pasado y por eso ahora sé que esta vez es una aventura “sana” :). El motivo de planificarlo todo tanto es, sencillamente, poder quedarme en alojamientos con buenas valoraciones (si no, vuelan) y que los billetes de avión me salgan más baratos que si lo improviso sobre la marcha. El dinero es un factor que estará muy presente en estos viajes y por eso necesito planificar el alojamiento y el vuelo con antelación :). No hay ningún motivo más allá, no convierto, como dices, los viajes en una vía de escape, ni muchísimo menos son una medida de valor de mi autoestima, como comentabas. Por suerte, estos viajes solo dan rienda suelta a mi pasión 🙂


  2. Nur 30/11/2017 at 13:36

    Oh qué maravilla de destino Atenas, aparte de una gente amable y hospitalaria, tienen una gastronomía muy afín a la nuestra, mediterránea, rica, rica. Me encantó el país cuando lo visité. Disfruta de tu estancia :). τυχερός


    1. Merche García Lledó 03/12/2017 at 09:56

      ¡Qué bien me habla todo el mundo de su gente y de su comida! A ver, a ver… :-))


  3. Sonia 30/11/2017 at 12:07

    Todavía no has empezado el viaje y ¡ya estoy enganchada! Y, además, son dos destinos que me tocan el corazón, Oporto porque me acogió en mi primer empleo y Atenas porque tengo familia griega y me encanta su hospitalidad.
    τα λέμε! 🙂


    1. Merche García Lledó 03/12/2017 at 09:57

      ¡Jajaja! Oye, qué bonita cosa de leer 🙂 A ver si el siguiente destino también está vinculado a tu historia de alguna forma 😛


      1. Sonia 05/12/2017 at 13:35

        A ver, a ver, jejeje. Estaré al tanto 😉


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *